Ingredientes (1 persona)

  • 280g de Gambas (8 gambas)

  • 20ml de Aceite de oliva virgen extra (2 cucharadas soperas)

  • Sal

  • Pimienta

  • Coñac

Salsa:

  • 10g de Almendras tostadas

  • 30g de Tomate

  • 25g de Pimiento rojo

  • 2,5g de Ajo

  • 2g de Perejil

  • 1g de Sal

Procedimiento

  1. Salpimentar las gambas.
  2. Pelar las almendras tostadas y el ajo. Lavar el perejil y aprovechar solo las hojas. Cortar el tomate y el pimiento a trozos.
  3. Preparar la picada: Añadir las almendras peladas, el tomate, el pimiento rojo, el ajo, el perejil y la sal dentro del vaso de la batidora y triturar. Reservar la picada. INCISO: No es necesario que la picada sea fina; quedará como una pasta densa con los ingredientes medio triturados, pero bien mezclados.
  4. Calentar el horno a 150ºC mientras cocemos las gambas.
  5. Echar el aceite de oliva en una cazuela y cocer las gambas vuelta y vuelta hasta que empiecen a cambiar de color. INCISO: Cocer las gambas por etapas, poniendo solo un piso de gambas en la cazuela y retirándolas hacia una bandeja de horno cuando empiecen a cambiar de color.
  6. Colocar las gambas en una plata de horno.
  7. Añadir el coñac a la cazuela donde hemos cocido las gambas para recoger todo su jugo, dejar evaporar el alcohol unos segundos y añadir la picada. Dejar cocer la picada (aprox. 3 minutos).
  8. Repartir bien la picada encima de las gambas.
  9. Introducir la bandeja con las gambas dentro del horno, apagar el horno porque ya está suficientemente caliente y mantenerlas en el horno hasta la hora de servir. INCISO: apagamos el horno para que las gambas no se cuezan demasiado y queden resecas.