Ingredientes (4 personas)

  • 70g de Garbanzos (175g cocidos)

  • Caldo de cocción de los garbanzos o Agua

  • 60ml de Aceite de Oliva (6 cucharadas soperas de aceite)

  • 5g de Ajo (1 diente de ajo)

  • 1,5 cucharadas (tamaño sopera) de Tahini

  • 1 cucharada (tamaño postres) de Comino molido

  • Media cucharada (tamaño postres) de Canela en polvo

  • Media cucharada (tamaño postres) de Pimentón rojo ahumado

  • Zumo de medio Limón

  • 1 rama de Cilantro (o Perejil)

  • 1 pizca de Sal

  • 1 pizca de Pimienta Negra molida

Procedimiento

  1. Dejar los garbanzos en remojo 12 horas y colarlos. INCISO: Si los compráis cocidos empezad por el paso nº3.
  2. Hervir los garbanzos con agua blanda (o de botella) durante 2h y 30min des de que empieza a hervir. Se aconseja utilizar el agua justa que los cubra y añadir agua a medida que se la beban.
  3. Escurrir los garbanzos (si los habéis hervido vosotros guardad el caldo).
  4. Exprimir el medio limón.
  5. Cortar el ajo a láminas.
  6. Meter todos los ingredientes menos el caldo de los garbanzos dentro del vaso de la batidora y batirlo todo. Por si no queda claro, metemos los garbanzos, comino, canela, ajo, sal, pimienta negra, pimentón rojo ahumado, tahini, cilantro, aceite de oliva y zumo de limón.
  7. Si queda demasiado espeso para nuestro gusto, podéis añadir caldo de cocción de los garbanzos (o agua) y volver a batir. Repetir este paso hasta obtener la textura deseada (cada vez más líquido).
  8. Emplatar y servir (se puede decorar por ejemplo con aceite de oliva, pimentón rojo o cilantro).

PD: El hummus es un plato que se suele ofrecer de aperitivo y se puede untar en pan o pan de pita o “dipear” con otros alimentos como los bastoncillos de zanahoria.