¿Qué son las pastillas para adelgazar?

Cuando coloquialmente hablamos de “pastillas para adelgazar” estamos haciendo referencia a los comprimidos o cápsulas que se venden en farmacias, herboristerías o tiendas de dietética con el objetivo de perder peso.

El gran problema de estos productos no es que mientan cuando dicen “vas a perder peso” (que la mayoría de ellos lo consiguen a corto plazo) sino el método que utilizan para conseguir que perdamos esos kilos y, además, la ineficacia de estos tratamientos a largo plazo. Para que se entienda, son ineficaces a largo plazo porque nadie va a estar toda la vida tomando las pastillas y, cuando las deje, si no ha cambiado de hábitos alimentarios y de actividad física, volverá a ganar peso.

 

¿Cuál es el problema?

Por un lado, son productos innecesarios que pretenden “compensar” los malos hábitos en lugar de promover la adquisición de nuevos hábitos saludables. Y, por otro lado, te hacen creer o suponer que es necesario comprar productos adicionales para cumplir tus objetivos de pérdida de peso.

Se aprovechan del esfuerzo y sacrificio que puede suponer cambiar los hábitos cotidianos que tenemos asimilados desde hace años y te venden una solución fácil y rápida; “una pastilla que mágicamente te ayudará a perder peso”.  Te aseguran que vas a perder peso, pero… NO va a ser de forma saludable, no va a durar mucho tiempo y en la mayoría de los casos, al cabo de un tiempo volverás a pesar lo mismo o incluso más (el denominado “efecto yoyo”).

 

¿Cómo actúan?

En la mayoría de los casos su funcionamiento se basa en:

  • Estimular el tránsito intestinal ⇒ laxantes irritantes como el Sen o la Cáscara Sagrada. El aumento de la motilidad intestinal conlleva que los alimentos estén menos tiempo dentro del sistema digestivo y, como consecuencia, absorbemos menos cantidad de nutrientes y los excretamos en las heces. El problema está en que la utilización de laxantes irrita el intestino, produce dolor abdominal, diarrea, desequilibrios electrolíticos, deficiencias de micronutrientes y deshidratación (Handbook of Drug-Nutrient Interactions).
  • Incrementar la producción de orina ⇒ diuréticos como la Cola de Caballo. Como su nombre indica, son substancias que aumentan la secreción y evacuación de la orina. Esto conlleva la reducción del peso a base de perder agua y deshidratarnos en vez de perder tejido graso.
  • Impedir que absorbamos los nutrientes ⇒ inhibidores de la absorción de nutrientes como el Orlistat o las moléculas patentadas por XLS Medical. El problema de no absorber los nutrientes (más allá de los posibles déficits nutricionales que pueden ocasionarse y que no hay que menospreciar) es que estos nutrientes se quedan en el intestino y actúan allí. A modo de resumen; los azúcares provocan un efecto osmótico que atrae agua al interior del intestino, promueve la deshidratación y tiene efecto laxante. Y, por otro lado, inhibir la absorción de grasas tiene 2 problemas; inhibe la absorción de las vitaminas liposolubles (vitaminas A, D, E y K) y se forman unas heces blandas, aceitosas y con mal olor que dificultan la capacidad de controlar las evacuaciones (Handbook of Drug-Nutrient Interactions).

Sea por un motivo u otro, los kilos que vas a perder no serán solamente de tejido graso, sino que también perderás tejido muscular y, de lo que más vas a perder, es agua. O sea, ¿el número de la balanza va a disminuir? Sí, pero el motivo principal no va a ser la pérdida de grasa sino la deshidratación.

 

Ejemplos:

A modo de ejemplo cito 3 productos.

Lipograsil:

Tiene diferentes productos en su página. Si cogemos el ejemplo del Lipograsil Clásico; contiene alcachofa (efecto diurético entre otros), Fucus (efecto laxante formador de masa entre otros) y Cascara sagrada (efecto laxante irritante). Por lo tanto, si te hace perder peso será a base de ir mucho al baño… Absorbes menos nutrientes, pero también puede provocar dolores abdominales, espasmos, deposiciones líquidas, desequilibrios electrolíticos y deshidratación a causa, mayoritariamente, del laxante irritante.

 

Alli:

Alli es un Medicamento basado en la función del Orlistat, una sustancia que actúa evitando que alrededor de la cuarta parte de la grasa de los alimentos consumidos se absorba en el intestino… Absorbes menos grasas, pero como indica la ficha técnica de este medicamento, también produce déficit de vitaminas liposolubles (A, D, E, K) y con mucha frecuencia manchas oleosas, flatulencias y flatulencia con descarga, urgencia fecal (dificultad para controlar las evacuaciones) y heces blandas y grasas u oleosas.

 

XL-S Medical:

Aunque contenga la palabra “Medical” en su nombre comercial y alegue contener un principio activo patentado y con estudios publicados, no es un medicamento y no se encuentra en el Centro de Información Online de Medicamentos (CIMA). Poniendo el ejemplo concreto del XL-S Medical Max Strenght, en su página web alegan que su componente patentado ClavitanolTM bloquea la absorción de carbohidratos, azúcares y grasas… Incluso en el supuesto caso que eso fuera cierto, conllevaría la problemática explicada anteriormente del efecto de los azúcares y las grasas en el intestino.