¿Qué es un súper alimento?

Los súper alimentos son alimentos, mayoritariamente de origen vegetal, que son nutricionalmente ricos en ciertos componentes (antioxidantes, minerales, vitaminas, grasas saludables, fibra…) y, por lo tanto, se consideran buenos o extremadamente buenos para la salud.

La lista de súper alimentos es larguísima y hay para todos los gustos; los hay cercanos y de “toda la vida” (Ajo, Apio, Brócoli, Espelta, Jalea Real, Salmón…), también los hay orientales y de tradiciones milenarias (Cúrcuma, Bayas de Goji, Jengibre, Kale, Kombucha, Lichi, Reishi, Té Verde, Wakame…) y, por supuesto, también los hay tropicales y de culturas precolombinas (Bayas Acai, Aguacate, Coco, Piña, Chía, Maca, Quinoa, Espirulina…).

Sin embargo, por más saludables que puedan ser los súper alimentos, el uso del término es en gran medida una herramienta de marketing. Los científicos no usan el término y, de hecho, no hay criterios establecidos para determinar qué es y qué no es un súper alimento.

 

¿Dónde está el problema?

Tomar súper alimentos puede hacernos creer que ya estamos compensando y contrarrestando los malos hábitos que tenemos. Muchas veces esto se traduce en mantener esos malos hábitos o incluso aumentarlos porqué nos sentimos invulnerables o protegidosgracias a las propiedades de dichos alimentos. Un ejemplo de esta conducta es la que observaron los investigadores de un estudio entre el consumo de suplementos dietéticos y el tabaco.

De hecho, la evidencia científica ha demostrado que la dieta ideal es aquella que se basa en gran parte en las plantas, con una amplia variedad de frutas, verduras y granos integrales. Pero dando importancia al consumo variado de estos alimentos en vez de etiquetar a algunos de ellos como “súper”.

¿Qué dicen las organizaciones internacionales?

Algunos ejemplos como la Organización Mundial de la Salud (WHO/OMS) o la United Kingdom Food Standards Agency (FSA) nunca nos recomiendan la ingesta de “X” alimento en concreto, ni usan el termino “súper alimento”, sino que su consejo consiste en tomar una gran variedad de alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, frutos secos). Por ejemplo, en la página de la OMS solo se encuentra la palabra “superalimento” en un artículo que habla de la capacidad que tiene la lactancia materna para salvar vidas.

Por otro lado, hay otras entidades de referencia como la European Food Information Council (EUFIC) o la International Food Information Council(IFIC) en las que, si que aparecen los súper alimentos, pero no precisamente para promocionarlos.

En el caso de la EUFIC, llega a la conclusión que “El término súper alimento se ha convertido en una palabra de moda popular en el lenguaje de la comida y la salud. Sin embargo, no existe una definición técnica de la palabra y la evidencia científica de los efectos en la salud de estos alimentos, aunque a menudo son positivos, no necesariamente se aplican a las dietas reales. Una dieta basada en una variedad de alimentos nutritivos, que incluyen muchas frutas y verduras, sigue siendo la mejor manera de garantizar una ingesta equilibrada de nutrientes para una salud óptima”. Por tanto, no seria acertado suponer que un pequeño grupo de súper alimentos aumente de forma significativa nuestra salud y bienestar.

Por otro lado, en la página de la IFIC podemos encontrar la opinión concreta y crítica sobre diferentes súper alimentos y, también, la entrevista al Dr. Jeffrey Blumberg, quien explica que “No existe una definición científica o reglamentaria para un súper alimento. No deja de ser un término de marketing, engañoso, que puede llevar a los consumidores a pensar que, si comen un súper alimento, ya no tienen que comer tan sano. Se resta valor a uno de los principios centrales de la nutrición saludable que consiste en elegir una diversidad de alimentos”.

 

¿Qué opinión tienen otros Dietistas-Nutricionistas?

Como comentó en su día Julio Basulto en su blog, “Un alimento, de forma aislada, jamás ejercerá prodigios en nuestra salud. Sí lo hará, a medio o largo plazo, un buen estilo de vida que incluya una dieta rica en alimentos de origen vegetal”

O, por otro lado, Despina Hyde, dietista registrada del Langone Medical Center de la Universidad de Nueva York, explica que “un problema del uso del término súper alimento es que, si bien la comida en sí misma puede ser saludable, el procesamiento podría no serlo. Por ejemplo, el té verde tiene varios antioxidantes. Pero el té verde que se vende en los Estados Unidos generalmente se mezcla con tés inferiores y se elabora con grandes cantidades de azúcar. En cambio, los japoneses y los chinos en general no beben té verde con azúcar. De la misma forma, muchos tipos de súper jugos (bayas acai, fruta noni, granada) pueden contener altas cantidades de azúcares”.

 

Conclusión:

Es mas importante seguir una dieta saludableque incluya:

  • Cantidades abundantes de verduras, frutas, cereales integrales, legumbres y frutos secos.
  • Cantidades moderadas de productos marinos y lácteos bajos en grasa.
  • Y cantidades bajas de carne procesada, carne roja, cereales refinados y alimentos y bebidas con azúcar.

En vez de focalizarnos exclusivamente en los alimentos que han obtenido la etiqueta popular de “súper alimentos” para intentar mejorar nuestra salud. En todo caso, si alguien quiere incluir estos alimentos en su alimentación que sea porqué le apetece comerlos y no con la finalidad de obtener sus “poderes” de súper alimento.